Flappy Batty
Flappy BattyFlappy Batty

¡Bruum! ¡Con un estruendo, Batty salta de repente hacia arriba y se pone a aletear salvajemente! ¿Qué es lo que le pasa a este caprichoso murciélago? ¡Pues que tiene hambre y quiere que le den de comer! 1, 2 o 3 veces, tú decides cuantas veces quieres apretar la lengua de Batty. Si lo dejas satisfecho, te recompensará con una piedra preciosa. En cambio, al que le de demasiada comida, ¡Batty le dará un buen susto! ¿Tendrá hambre o quizás no? El que mejor valore el apetito de Batty gana.